La siguiente es la Ley 198 del 2008

 Congreso de La República Colombiana.

 

Sinopsis

Prohíbase en todo el territorio nacional la venta de bebidas energizantes a menores de dieciocho (18) años. Se entiende por Bebidas Energizantes aquellas definidas como bebidas no alcohólicas las cuales contengan dentro de su composición principios activos estimulantes tales como: Cafeína, Taurina, Guaraná, Ginseng, Carnitina, D-Ribosa, Inositol, Glucoronolactona, Schizandra, Damina y/o Mate.

 

Fuentes de referencia:

http://www.congresovisible.org/proyectos-de-ley/por-medio-del-cual-se/5947/ 

http://190.26.211.100/portalsenado/attachments/647_PL_198_08_S_BEBIDAS_ ENERGIZANTES.pdf

http://www.congresovisible.org/proyectos-de-ley/por-medio-del-cual-se/5947/#tab=2

 

La siguente es la publicación en la

"GACETA DEL CONGRESO SENADO Y CÁMARA 435. Miércoles 23 de julio de 2008. Página 19 a la 24"

PROYECTO DE LEY 021 DE 2008 CÁMARA

 

PROYECTO DE LEY No. DE 2008

“POR MEDIO DEL CUAL SE PROHIBE LA VENTA A MENORES DE

EDAD DE BEBIDAS ENERGIZANTES, SE REGULA SU

COMERCIALIZACION Y PUBLICIDAD Y SE DICTAN OTRAS

DISPOSICIONES”

EL CONGRESO DE COLOMBIA

DECRETA:

Artículo 1. Prohíbase en todo el territorio nacional la venta de bebidas

energizantes a menores de dieciocho (18) años.

Parágrafo. Se entiende por Bebidas Energizantes aquellas definidas

como bebidas no alcohólicas las cuales contengan dentro de su

composición principios activos estimulantes tales como: Cafeína,

Taurina, Guaraná, Ginseng, Carnitina, D-Ribosa, Inositol,

Glucoronolactona, Schizandra, Damina y/o Mate.

Artículo 2. Las bebidas energizantes que se comercialicen en el país,

deberán llevar en sus envases, con caracteres destacables y en un lugar

visible, su contenido.

Parágrafo: Las advertencias sanitarias deberán aparecer en todos los

envases de las bebidas energizantes de manera clara, visible, en letras

de alto contraste y en idioma español, ocupando no menos del 30% del

área de la etiqueta principal frontal expuesta o envase, según sea el

caso.

Artículo 3. Todos los productos, anuncios, menciones comerciales o

propaganda de bebidas energizantes, deberán expresar clara e

inequívocamente en la imagen, el texto o en audio a la misma

velocidad de la pauta publicitaria, según sea el caso la siguiente frase:

“Prohíbase el expendio de bebidas energizantes a menores de edad, su

consumo es perjudicial para la Salud”.

Artículo 4. Se prohíbe la venta y/o consumo de bebidas energizantes

en los lugares señalados a continuación:

a) Entidades públicas y privadas del sector salud, como hospitales,

clínicas, centros o puestos de salud, consultorios médicos y

odontológicos y demás profesiones de la salud, incluyendo las salas

de espera y las oficinas de tales entidades;

b) Colegios, escuelas y demás centros de enseñanza preescolar,

primaria, secundaria, universidades y centros de educación formal

y no formal.

c) Museos, bibliotecas y cualquier otro recinto cerrado oficial o público

con acceso al público en general, dedicado a actividades culturales

o académicas.

d) En el interior de los estadios, coliseos u otros sitios, cuando se

realicen en forma masiva actividades deportivas, educativas,

culturales y/o artísticas.

e) En todos los medios de transporte público terrestre, marítimo,

fluvial y aéreo y sus estaciones o terminales; desde los puentes o

vías de acceso hasta el ingreso a los vehículos.

f) Entidades públicas y privadas destinadas a cualquier tipo de

actividad industrial, comercial o de servicios, incluidas las áreas de

atención al público y salas de espera.

g) Guarderías, hogares comunitarios, y otros establecimientos o

instituciones destinados a velar por la infancia, las mujeres en

embarazo y discapacitados.

h) En la vía pública y parques.

Artículo 5. Obligaciones de los propietarios y responsables de los

establecimientos o lugares donde se consume bebidas

energizantes. Los propietarios o persona (s) responsables de los

establecimientos en los cuales se consume bebidas energizantes tendrán

las siguientes obligaciones:

1. Promover dentro del establecimiento campañas sobre el consumo

responsable de bebidas energizantes, mencionando las advertencias

sanitarias contenidas en los artículos 2 y 3 de la presente ley, a

través de sistemas de sonido, volantes o carteles.

2. No vender bebidas energizantes a personas que se encuentran en

evidente estado de embriaguez.

Artículo 6. Publicidad y promoción de bebidas energizantes. Se

prohíbe la publicidad total, directa, indirecta y promocional de bebidas

energizantes en los canales de televisión abierta y cerrada, así como la

promoción patrocinio de eventos deportivos, culturales y sociales, la

degustación y muestreo de estos productos.

Artículo 7. La publicidad de las bebidas energizantes, estarán

sujetas a las siguientes restricciones:

a) Esta prohibida toda publicidad, promoción o incentivo dirigida a

menores de edad o especialmente atractivos para estos; sugerir

que estas bebidas energizantes mejoran el rendimiento físico,

sexual o intelectual, contribuye al éxito académico, profesional o

social.

b) La publicidad de bebidas energizantes en emisoras radiales y cines

deberá transmitirse en horarios establecidos para mayores de

edad, a partir de las diez de la noche (10 P.M.) hasta las cuatro

de la mañana (4:00 A.M).

c) La publicidad en emisoras radiales y cines deberá contener las

frases señaladas en el artículo 3 de la presente ley y su emisión

deberá tener la misma velocidad durante todo el tiempo de la

pauta publicitaria.

d) Los anuncios, menciones comerciales o propagandas de las

bebidas energizantes en boletines, periódicos revistas o cualquier

otro medio impreso de difusión masiva, deben cumplir con los

siguientes requisitos:

 El anuncio publicitario no puede estar colocado en el empaque o

cubierta de la publicación.

La publicidad no podrá estar en lugares adyacentes a material que

pueda resultar especialmente atractivo para menores de edad.

No podrá aparecer más de un aviso publicitario por ejemplar y en

ningún caso será mayor a una página.

Se prohíbe en medios escritos destinados al público infantil.

Se exceptúan de cumplir los requisitos anteriores las publicaciones

impresas especializadas o dirigidas a los profesionales que

intervienen en el comercio de bebidas energizantes.

g) La entrega de degustaciones, promociones de ventas, obsequios o

cualquier otra estrategia de venta utilizados por las empresas

productoras y/o comercializadoras de bebidas energizantes se

hará en áreas restringidas para los menores de edad.

h) Se prohíbe la entrega de material publicitario tal como, camisetas,

chaquetas, maletines y demás suvenires para promover cualquier

marca de bebidas energizantes en eventos deportivos, culturales y

sociales en los cuales hay asistencia de menores de edad.

i) Ninguna persona natural o jurídica venderá ni ofrecerá directa o

indirectamente de manera gratuita bebidas energizantes a

menores de 18 años. Los vendedores de estos productos tendrán

la obligación de indicar bajo un anuncio claro y destacado al

interior de su establecimiento o punto de venta esta prohibición.

Parágrafo: Todos los anuncios, menciones comerciales o propagandas,

deberán estar siempre acompañadas de las frases previstas en el

artículo 3 de la presente ley.

Artículo 8. El Ministerio de la Protección Social, El Instituto Nacional de

Bienestar Familiar, la Dirección Nacional de Estupefacientes crearán,

desarrollarán y actualizaran estrategias, planes y programas nacionales,

tendientes a prevenir el consumo prematuro de bebidas energizantes

entre los menores de edad y jóvenes, informar y educar sobre el

consumo responsable de estos productos y promover campañas que

permitan y faciliten el abandono del consumo de estas bebidas y

rehabilitación por parte de las personas que han sido afectadas por la

adicción.

Artículo 9. El Ministerio de Protección Social promoverá programas de

capacitación dirigidos a los Profesionales de la salud, trabajadores de la

comunidad, asistentes sociales, profesionales de la comunicación y

educadores, responsables de la formación de menores de edad, sobre

los efectos nocivos para la salud, el bienestar social y la unidad familiar

por causa de la adicción al consumo de bebidas energizantes.

Artículo 10. El Ministerio de Educación Nacional acordará los aspectos

necesarios para que sean incluidos en los programas académicos de

educación preescolar, primaria, secundaria, media vocacional,

universitaria, de educación no formal, educación para docentes y demás

programas educativos, los conocimientos y orientación necesaria

relacionada con la prevención, consumo, adicción y consecuencias del

consumo de bebidas energizantes.

Artículo 11. Las autoridades competentes realizarán inspecciones

aleatorias a los puntos de venta, local, o establecimientos con el fin de

garantizar el cumplimiento de esta disposición.

Artículo 12. Destrucción de bebidas energizantes decomisadas

o declarados en situación de abandono. Las bebidas energizantes

que sean objeto de decomiso o declaradas en situación de abandono por

la autoridad competente serán reportadas y destruidas de acuerdo a las

disposiciones legales y administrativas que regulan la materia.

Articulo 13. Sanciones por venta a menores de edad. Cualquier

persona natural o jurídica que venda u ofrezca de manera gratuita

bebidas energizantes a menores de edad, dará lugar al sellamiento del

establecimiento por el término de (15) quince días. Para las personas

naturales la sanción será consistente al pago de (3) salarios mínimos

mensuales vigentes.

El menor de edad que sea encontrado consumiendo bebidas

energizantes será sancionado con un comparendo educativo que lo

obligará a asistir, junto con alguno de sus padres, a un día de

capacitación sobre los efectos nocivos de estas bebidas. El Ministerio de

Protección Social dispondrá la regulación y todos los recursos para

adelantar dicha campaña.

Artículo 14. Incumplimiento de las advertencias sanitarias y

regulación sobre la publicidad y promoción de bebidas

energizantes Cualquier persona natural o jurídica que infrinja las

disposiciones contempladas en el artículo 4, estará sujeta a las

siguientes sanciones.

En el caso de los comerciantes al detal y al por mayor, no menos de tres

(3) salarios mínimos legales mensuales vigentes, y no mas de cinco (5)

salarios mínimos legales mensuales vigentes cuando ocurra la primera

infracción, y no menos de seis (6) salarios mínimos legales mensuales

vigentes y no mas de ocho (8) salarios mínimos legales mensuales

vigentes para las posteriores infracciones.

En el caso de los fabricantes, no menos de doscientos cincuenta (250)

salarios mínimos legales mensuales vigentes, y no más de trescientos

(300) salarios mínimos legales mensuales vigentes para la primera

infracción, y no menos de trescientos cincuenta (350) salarios mínimos

legales mensuales vigentes, y no mas de cuatrocientos (400) salarios

mínimos legales mensuales vigentes para las siguientes infracciones.

En el caso de los importadores, no menos de ochocientos (800) salarios

mínimos legales mensuales vigentes, y no más de ochocientos cincuenta

(850) salarios mínimos legales mensuales vigentes para la primera

infracción, y de no menos de mil (1000) salarios mínimos legales

mensuales vigentes, y no mas de (2000) salarios mínimos legales

mensuales vigentes por las infracciones posteriores.

Parágrafo: En el tercer caso de reincidencia, por parte de los

comerciantes, fabricantes o importadores, dará lugar a la cancelación

definitiva de la licencia.

ARTÍCULO 15. Sanciones por consumir bebidas energizantes en

lugares prohibidos. La infracción a lo dispuesto en el artículo 3 de la

presente ley dará lugar a que se imponga al infractor una multa

consistente en un (1) salario mínimo legal mensual vigente por la

primera vez; y hasta tres (3) salarios mínimos legales mensuales

vigentes en caso de reincidencia, si esta se produce dentro de los tres

(3) meses siguientes, convertibles en arresto de un (1) día por cada

salario mínimo legal mensual vigente dejado de cancelar.

ARTÍCULO 16. El propietario o responsable de cualquier

establecimiento que infrinja lo dispuesto en los artículos 6 y 7 de la

presente ley será sancionado con multa equivalente a tres (3) salarios

mínimos legales mensuales vigentes y el cierre del establecimiento por

siete (7) días.

Quien reincida en la violación se le impondrá medida correctiva de

retención transitoria hasta por veinticuatro (24) horas y cierre inmediato

del establecimiento por quince (15) días.

ARTÍCULO 17. Procedimiento en sanciones y contravenciones.

Las autoridades competentes de policía realizarán procedimientos

aleatorios de inspección a los puntos de venta, con el fin de garantizar el

cumplimiento de la presente disposición. La contravención a lo dispuesto

en el artículo 3 dará lugar a las mismas sanciones previstas en el Código

de la Infancia y la Adolescencia y las normas vigentes que regulen

sanciones en este tema.

Artículo 18. Destinación del recaudo por concepto de las

sanciones estipuladas en esta ley. El recaudo de las

sanciones impuestas por la autoridad competente en la materia

será entregado al Ministerio de Protección Social, para que sea

distribuido equitativamente entre las Entidades incluidas en el

artículo 8, con el fin de que cumplan con las campañas,

estrategias y programas diseñadas conforme el mismo artículo.

Artículo 19. Agotamiento de existencias y adecuación de

las leyendas en los envases de bebidas alcohólicas y

bebidas energizantes. A partir de la promulgación de la

presente ley, las personas naturales o jurídicas dedicadas a la

producción o importación de bebidas energizantes, contarán con

un plazo de ciento ochenta días (180) para agotar los

inventarios y adecuar los envases conforme con las

disposiciones previstas en el artículo 3 de la presente ley.

Artículo 20. Disposiciones finales. El Ministerio de Protección Social

junto con el INVIMA iniciará investigaciones exhaustivas sobre los

efectos para la salud física y mental originados por el consumo de

bebidas energizantes.

Artículo 21. Promulgación y vigencia de la presente ley. La

presente ley rige a partir de su promulgación.

 

Del Honorable Representante

JORGE MORALES GIL

Representante a la Cámara

Departamento de Antioquia